Internet ha hecho accesible la audiencia. Todos podemos tener al abasto información precisa del tráfico en la red. Esta información nos puede ser de gran utilidad cuando se diseñe una estrategia cultural, empresarial o comunicativa. Nos permite tener una radiografía de las personas que visitan nuestro sitio web o que leen, responden o reenvían nuestros twits, por ejemplo. Esto significa que podemos saber el flujo de visitas y en qué tramos horarios, des de qué zona, qué edades tienen e incluso qué lengua hablan, entre muchas otros datos.

Internet ha hecho accesible la audiencia. Por lo tanto, lo que sería deseable sería velar por un igual acceso a la cultura. ¿Cómo hay que trabajar para incrementar el público dentro de un marco de participación equitativa? En primer lugar, hay que disponer de datos relativos a los usuarios del equipamiento. Hasta ahora, básicamente se ha trabajado a partir de estadísticas y encuestas directas. Ahora, internet ofrece una nueva herramienta complementaria: la medida de la audiencia. La información relativa a las personas que visitan o participan de webs, Facebook, Twitter, etc. contribuye a diseñar estrategias dirigidas a incrementar el público que se encuentra por debajo de la mediana de uso. Que, a partir de este momento, pasará a ser nuestro target principal para conseguir un acceso igualitario al proyecto cultural.

Para iniciarse en el terreno de las audiencias podéis abriros un blog en WordPress y ver la cantidad de visitas y des de qué sitios han llegado a vosotros. Para Twitter podéis probar con Crowdbooster. En relación a vuestro web, podéis conocer casi todo de vuestros navegantes a través de Google Analytics. También hay portales que integran los análisis de distintas plataformas. Es el caso de Hootsuite. Hay muchas herramientas y muy diversas. Utilízalas y haz un buen uso para tu estrategia.

Frederic Santa-Olalla Rovira

@singafapasta

Anuncios